Tratamiento del Accidente cerebrovascular o Ictus

Tratamiento médico

El tratamiento médico se va a dividir en 2 etapas claramente diferenciadas:

Tratamiento Fase Aguda:

En las primeras horas, al haber sido activado el código Ictus por el servicio de urgencias o emergencias de tu país el tratamiento médico incluye el diagnóstico certero, que necesita una buena anamnesis, historia clínica, valoración e interpretación de los resultados de las pruebas. Una vez diagnosticado el tipo de Accidente cerebrovascular hay que decidir entre qué tratamiento hacer porque no es igual el tratamiento del derrame cerebral que el tratamiento del ictus isquémico.

iptus -tratamiento-médico

Si el diagnóstico ha sido de ACV isquémico hay que localizar el trombo o el émbolo y realizar un tratamiento para eliminarlo y que la sangre vuelva a circular en la zona dañada. Para ello se puede usar un tratamiento farmacológico por vena para disolver el trombo. Este fármaco funciona sólo las primeras 4 horas y media según las guías. Se llama inyección intravenosa de activador tisular de plasminógeno. Al disolver el trombo hay que tener certeza de que no exista sangrado o derrame cerebral.

En otras ocasiones los médicos realizarán un tratamiento endovascular, es decir, directamente en el vaso ocluido. Puede ser mediante un catéter administrando un medicamento directamente en la zona del trombo (trombólisis intraarterial) o extrayendo el trombo por medio de un estent. Esta extracción es particularmente útil cuando el tapón es muy grande y no se disuelve con el medicamento.

En los casos de Accidentes cerebrovasculares hemorrágicos o derrames cerebrales, el tratamiento debe ir encaminado a normalizar la situación de la sangre y reparar los vasos dañados. Para normalizar la situación de la sangre puede ser necesario la farmacología en caso de que el paciente esté tomando medicamentos antiagregantes plaquetarios.

Tratamiento del ACV en fase estable

En esta fase generalmente ya han empezado algunos profesionales de la neurorrehabilitación a trabajar, ya que es importante que hay a un control de la disfagia y un inicio precoz en la movilización de las diferentes articulaciones para que no pierda masa muscular y no aparezcan rigideces.

tratamiento-farmacológico

A nivel médico se seguirá con tratamiento farmacológico para evitar y prevenir la aparición de un segundo Accidente cerebrovascular. Para ello también habrá unas recomendaciones de visitas habituales para revisión, empezar una dieta baja en sal y con pocas grasas y empezar una rutina de ejercicios diaria para controlar el peso, disminuir el sedentarismo y mejorar la condición física a fin de disminuir en la medida que podamos los factores de riesgo cardiovascular.

Rehabilitación neurológica tras un Ictus

La rehabilitación neurológica necesita un equipo multidisciplinar comandado por un neurólogo o un médico rehabilitador. En el equipo hay otros profesionales implicados como el psicólogo,  dietista,  fisioterapeuta, enfermero, logopeda, terapeuta ocupacional, trabajador social. La neurorehabilitación busca conseguir la recuperación mayor del potencial de la persona afectada.

Tratamiento logopédico tras un Ictus

El logopeda, que en otros países se conoce como fonoaudiólogo o terapeuta del lenguaje o del habla, se encarga de la rehabilitación neurológica tras un accidente cerebrovascular de los síntomas que tienen que ver con el habla, la comunicación, la escritura, la deglución y musculatura orofacial. Viendo estos campos entendemos que su campo de rehabilitación son las secuelas, comentadas en otra entrada, de Afasia de Broca, Afasia de Wernicke, Afasia mixta, disfagia, babeo, parálisis facial, debilidad de la musculatura orofacial, molestias o dolores en la zona orofacial y deglutoria.

rehabiitación-lenguaje-acv

Mediante técnicas manuales, como la terapia miofuncional, o instrumentales trabajan para recuperar el máximo de lenguaje verbal, la comunicación fluida, etc. En el caso de no poder recuperar la comunicación verbal debido al daño cerebral se estudiarán los diferentes Sistemas alternativos de comunicación (SAC) para facilitar las Actividades de la vida diaria de la persona y su entorno.  

Tratamiento de fisioterapia tras un Ictus

La parte de rehabilitación neurológica tras un Ictus de la se encarga el fisioterapeuta es más conocida por la gente, ya que los déficits motóricos son los más llamativos. El fisioterapeuta se encarga de rehabilitar el tono muscular, la coordinación, el equilibrio, la marcha, la movilidad de todos los segmentos corporales, el control de tronco, la sensibilidad de los receptores, etc.

fisioterapia-a-domicilio

Mediante técnicas de neurorrehabilitación como el Concepto Bobath o la facilitación neuromuscular propioceptiva hacen frente a las secuelas de hemiparesia, hemiplejía, descoordinación, pérdida de equilibrio, caídas, espasticidad, desviaciones articulares, falta de sensibilidad.

Tratamiento de terapia ocupacional tras un Ictus

La terapia ocupacional es la gran desconocida en la neurorehabilitación. Son unos grandes profesionales que se encargan de rehabilitar al paciente en las actividades de la vida diaria (trabajo, aseo, comida, vestirse, locomoción, transporte). Mediante técnicas manuales e instrumentales consiguen mejorar la vida del paciente y realizar adaptaciones que faciliten la funcionalidad en las diferentes áreas como puede ser la movilidad al comer con unos cubiertos adaptados, la estabilidad en el baño mediante un asiento y una barra de sujeción, la incorporación al puesto de trabajo mediante adaptaciones que eliminen las barreras arquitectónicas, adaptaciones en el ordenador…

Tratamiento neuropsicológico tras un Ictus

El neuropsicólogo se encarga de diagnosticar mediante tests y la exploración del médico qué capacidades cognitivas han quedado deterioradas. Mediante técnicas de estimulación cognitiva y otras técnicas hacen frente a las secuelas de confusión mental, pérdida de memoria, déficit de atención, problemas en la planificación y organización de tareas, orientación espacio-temporal. Es muy importante que haya una buena valoración que pueda detectar todas las agnosias (incapacidad de procesar la información sensorial) que ha sufrido el paciente, ya que es frecuente encontrar pacientes que no tienen una comprensión de lo que escuchan por el daño cerebral y la familia no es del todo consciente. En estos casos aparecen tensiones y frustraciones que serían de fácil solución de ser detectadas precozmente. Puede que el paciente no procese bien lo que oye, lo que ve, lo que toca, lo que huele, lo que saborea. Incluso puede que no comprenda lo que le está pasando a él. Para saber cómo actuar en estos casos es imprescindible la labor del neuropsicólogo y si fuera necesario, la del psicólogo o la del psiquiatra para realizar unas sesiones con la familia cercana

pautas-ictus-neurorrehabilitacion

Os dejamos con un vídeo que presenta tratamiento de neurorehabiitación, centrándose en manos y brazos. Resultará seguro de interés para ampliar la información expuesta en este artículo.

Vea también: